Grupo de Reflexión Rural Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
Jueves 23 de marzo de 2017
Publicado por

Sin categoría

· 24 febrero de 2015

Huerta de Marzo 2015 – Otoño de lechugas y vivencias

Durante los 20 años que trabajé en INTA San Pedro, mis siete hijos fueron a diferentes escuelas, públicas y privadas, y poco pude hacer para que en las aulas los estudiantes sampedrinos vieran el cultivo de la batata, por supuesto eran expertos, como lo indicaba la currícula, en la producción de algodón…

Esta vivencia me viene a la memoria cuando me entero de que : Según se informó oficialmente, en el mes de mayo (2015) culminará el proceso de presentación al Directorio del BID por un monto aproximado de 1200 millones de dólares, correspondientes al primer año de vigencia del plan estratégico en las áreas de educación rural, inclusión laboral para jóvenes y energía rural, ya aprobados, me surgen serias dudas en que consiste “la educación rural” que se está proponiendo, mucho mas sobre la inclusión laboral y la energía rural. – Leer artículo

Tengo otra vivencia que alimenta mis sospechas sobre el uso de esta DEUDA EXTERNA, ya que hace 5 años, de regreso de vacaciones de verano, ántes del comienzo de clases, visité una Escuela Agropecuaria Salesiana de la provincia de Buenos Aires, con instalaciones muy modernas de un tambo modelo y la quesería correspondiente. Recorrimos las instalaciones, en el tambo, desde una pasarela elevada a la manera de cabinas de relatores deportivos , en pleno ordeñe pregunto al Padre que nos acompañaba (Ing Agr y ex – compañero de estudios) si quienes estaban trabajando eran alumnos que cumplían una guardia durante el verano, me respondió: No, el tambo y la quesería están tercerizadas, los alumnos miran y aprenden la operatoria desde acá…

Entiendo que el mensaje es, la inclusión laboral está pensada a través de la formación “teórica” para que los estudiantes sean empleados por la industria láctea en este caso, esta orientación, es muy lejana de nuestra idea que cada joven (la escuela de la que hablo ya tenía implementada la enseñanza e internado mixto) pudiera intentar VOLVER a la TIERRA. Para completar estos recuerdos “lácteos”, viene a mi memoria algo insólito que me tocó vivir en Duggan, provincia de Buenos Aires, en otra Escuela Agrotécnica (funciona en una Estación de trenes abandonada) mucho más modesta que la salesiana, pero con tambo propio, el entonces director me comentó que NO utilizaban la leche del tambo, ya que la entregan a la industria, pero debían comprar LECHE EN SACHET para el comedor… ¿está claro el mensaje que reciben los estudiantes?

Agregando otro temor, pero sin ser el último, sobre el destino de 1.200 millones de U$S de DEUDA EXTERNA, el tema de energía rural, sospecho que estará dirigido a la producción de agrocombustibles, paradigma de “valor agregado”.

Por mi experiencia en el Pro–Huerta, el BID (de paso les informo que dicho banco internacional financió ese proyecto) no financia funcionamiento (salarios, combustible, viáticos,electricidad, agua…) es decir seguro que esta deuda externa será destinada a construcciones , instalaciones, vehículos, aparatología (tal vez plantas de elaboración de agrocombustibles) ¿es esto lo que necesita la educación rural?

Las fotos y los videos junto a las obras serán propaganda política, lo mas importante; los necesarios capacitadores experimentados y docentes idóneos, los aportarán las multinacionales del agronegocio, como sucede en las universidades… (ver Proyecto de Mejoramiento de la Educación Rural (PROMER) – Leer artículo

Concretando: mas deuda externa para “formatear” mentes en el agronegocio, y la alimentación industrial, pero bajo el manto de la agricultura familiar que acaban de descubrir.

Ahora un esfuerzo… y hablemos de lechuga

lechugaRepito que la realidad que vivimos en el país y en particular pensando en Volver a la Tierra, hacen difícil la tarea de abordar la parte técnica, pero aca vamos con las lechugas, ya que la mejor época para sembrar esta hortaliza, es el otoño.

La germinación de la lechuga es muy curiosa, ya que por encima de los 23°C de temperatura de la tierra se detiene, de allí que las siembras de verano suelen malograrse; en esta estación con días acortándose, la temperatura decreciendo, la germinación es segura.

Partiendo de esta certeza de buena germinación, se pueden programar siembras escalonadas, para contar con lechuga durante todo el año, eso sí, hay que ensayar que cultivares (variedades) son las que se comportan mejor en nuestra huerta y en distintas estaciones . En lugares de clima templado y/o protegidas del frío, las lechugas Criollas (izquierda)

lechuga

y las arrepolladas tipo Capuchinas (derecha ), las menos nutritivas pero, como todas las lechugas, buena fuente de fibra, prosperan bien. Estas lechugas, en primavera – verano suelen presentar tejido muerto en el borde de las hojas tiernas del repollo central, se lo conoce como podredumbre apical, es un trastorno de la fisiología del calcio

lechuga

Si la huerta está a cielo abierto y el invierno en el lugar es crudo, conviene sembrar para esa temporada la lechuga conocida como Gallega, que no es frecuente ver en los mercados, tal vez por su color verde intenso ( da imagen de poco tierna) y repollo flojo; sin embargo es la de mejor comportamiento en invierno y de alto valor nutritivo.

La friselina (paw – paw ó tessuto non tessuto, la mas liviana) colocada sobren las lechugas, acompañan el crecimiento de las plantas y las protegen de heladas y, si se sellan los bordes, son buena protección contra ataques de pulgones. Debo aclarar que a pesar que le dicen “ecológica” es plástica y no degradable, por eso conviene tratarla con cuidado para usarla varias veces.

lechuga

Para primavera – verano, las de hoja como Grand Rapids o francesita (izquierda) y

lechuga

las Mantecosas o manteca (derecha) son las recomendables. La francesita es la mas precoz, permite una buena cosecha en solo 50 días y no es afectada por la podredumbre apical.

Todos los tipos de lechuga que hemos visto, tienen sus variantes moradas, que hacen a la presentación de esas ensaladas que hacen agua la boca, solo con mirarlas !!!

Finalmente les recuerdo el dato que en 1 gramo de semilla de lechuga hay 600 semillas, que potencialmente serán unas 500 plantas y si le asignamos un peso promedio de 200 gramos a cada planta al momento de la cosecha, con 1 gramo de semilla deberíamos cosechar 100 kilos de lechuga, que escalonando la siembra nos permitiría consumir ½ kilo de lechuga durante mas de 6 meses…

Es un desafío comprobarlo.

4 comentarios

  1. Pablo

    Como siempre, un gusto leer tu columna, Adolfo. Con mi viejo estuvimos en aquella charla en Duggan, hace ya varios años. A propósito de lechugas, compré el año pasado semillas de lechuga barba di frate y rindieron muy bien. Intenté con la gallega pero semilló en seguida. Igual me sigo quedando con la criolla. Abrazo

    3 marzo, 2015 a las 13:08 · Responder
    • adolfo

      ¡¡¡GRACIAS por el testimonio!!! la Barba di Frate, también conocida como Hoja de Roble u Oak leaf; es muy versatil, como la mayoría de las lechugas de hoja.
      Con referencia a Gallega, casi puedo asegurar que tu fracaso se debió a la fecha de siembra: se debe sembrar en otoño temprano, si se hace en pleno invierno se puede ir en flor.
      Con los inviernos “cálidos” que estamos teniendo y los veranos templados las Criollas al final andan bien todo el año.
      Gracias una vez mas por hacerme saber que ALGUIEN ME LEE!!!
      Buenas cosechas!!!
      Adolfo

      4 marzo, 2015 a las 22:11 · Responder
  2. Familia Cabo Morales

    Muy interesante articulo. Politico y cultural. Es terrible lo que pueden los bancos mundiales. Nosotros vamos sembrando en macetas y vienen lindas las acelgas, los tomates y ahora vamos por las lechugas. Saludos y seguimos sus columnas todos los meses!.
    Tambien contactamos con huertas comunitarias del parque pereyra y es notable la diferencia de las hortalizas ecologicas. Saludos. Pablo Cabo y flia.

    11 marzo, 2015 a las 19:50 · Responder
    • adolfo

      Estimados Pablo y flia, Gracias, trato de escribir desde mi experiencia de 50 años de ingeniero agrónomo y 40 años de INTA, datos de cultivo y reflexiones de caracter politico, ya que primero debemos PISAR la tierra para Volver a la Tierra…Un abrazo
      Adolfo

      11 marzo, 2015 a las 22:37 · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *