Grupo de Reflexión Rural Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
miércoles 18 de octubre de 2017
Publicado por

Huerta y Chacra

· 16 enero de 2013

Huerta de Enero 2013

El aire de campo, en verano…

Desde Alberti nos hacen llegar con indignación, ya que “a pesar de las disposiciones de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Buenos Aires, la intendencia  autorizó a un productor sojero, Eduardo Beraza SA, a fumigar con herbicidas a sólo 100 metros de las viviendas de esa ciudad y cuando la dirección de los vientos sea opuesta a la zona habitada”; es solo un caso que se repite en cualquier lugar del país, aunque no aparezca en los diarios:  en verano con mas buenazas (algunos insisten en llamarlas malezas) el aire de campo se (nos)  envenena .

Con frecuencia, durante el verano, en la huerta aparecen síntomas “raros”, que resulta difícil relacionar con enfermedades o plagas – me han hecho muchas bromas pues es frecuente que ante estas sintomatologías los técnicos digamos : “…es un virus” aceptando que no tenemos ni idea de que se trata. La reiterada situación que vive Alberti, el envío de un comentario e imágenes por parte de Jorge Vicente desde Trenque Lauquen, me mueven a compartir mi experiencia práctica sobre algunos síntomas y sus causas, no solo en hortalizas sino también forestales y frutales.

Las que siguen, son las imágenes que nos llegan desde Trenque Lauquen.

Hoja de Paraíso enfermo y normal

Hoja de Paraíso “enfermo” y normal

Jorge Vicente nos dice “Recién acabo de ir a tomar estas fotos y a recopilar estas muestras. Todos los árboles presentan “síntomas”.

Hoja de Acacia de Constantinopla “enferma” y normal

Hoja de Acacia de Constantinopla “enferma” y normal

“Este año, más que nunca, por el tema de la falta de piso por las inundaciones, se están haciendo aplicaciones aéreas con gran deriva de producto por todo el pueblo. ¿¿¿Nadie se da cuenta??? aparentemente soy el único que ve estas malformaciones en las hojas de los árboles de las veredas…”

MI EXPERIENCIA, es que se trata de epinastias (así se llama el síntoma que muestran las fotos), causadas por deriva de algún herbicida, que puede ser glifosato, pero en particular el 2,4D, que a consecuencia del uso descontrolado del round-up en la siembra directa genera resistencia y/o tolerancia cada año de nuevas buenazas, las que deben controlarse con “cockteles” de matayuyos que incluyen el 2,4D. El tomate es especialmente sensible a los vapores (deriva) de dicho herbicida y de ninguna manera se puede definir que, tal daño no ocurre mas allá del kilómetro; las imágenes de abajo son de tomates afectados por herbicida.

tomate enfermo

Pepino enfermoLos pimientos, zapallitos, zapallos, frutillas, también son sensibles a los vapores de herbicidas, pero pueden presentar otra sintomatología, como el caso de la hoja de pepino de esta foto.

Para salvar el prestigio personal y de los colegas, quiero aclarar que algunos virus y conjunto de virus pueden presentar síntomas semejantes. En todos los casos estos daños provocan disminución de la cosecha y deformación de frutos. La vid y el manzano también son afectados,…y no deberían consumirse. Recomiendo leer el libro Nuestro Futuro Robado, que puede bajarse de nuestro sitio: Bajar libro Nuestro Futuro Robado

El amigo de Trenque Lauquen nos manda también imágenes de hojas de acer, con similares afecciones como vemos aquí:

Acer afectado y sano

Acer afectado y normal

De todos modos mi experiencia indica que el paraíso es especialmente sensible, he notado que las epinastias en paraisos y otros son también producidas por vapores de gasoil, y por supuesto de cualquier herbicida, el ascenso de las temperaturas produce la evaporación del líquido y la formación de vapor, que no es visible pero, con la mas leve brisa es llevado a kilómetros del origen y absorbido por hojas y tallos.

1 comentario

  1. Daniel C. Besso

    En la vid se lamaba sindrome de la hoja en escoba (no se trataba de toxicidad sinó de acción hormonal)

    26 febrero, 2014 a las 13:13 · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *