Grupo de Reflexión Rural Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
lunes 20 de noviembre de 2017
Publicado por

Huerta y Chacra

· 18 abril de 2013

Huerta de Abril 2013 – Huerta y cambio climático

Huerta y cambio climático

Esta columna en Volver a la Tierra, tiene como propósito compartir experiencias y saberes, para que sirvan de herramientas para quienes tienen en su proyecto de vida salir de la alienante urbanización y retomar la autosuficiencia respetando la naturaleza y recuperando la vida en comunidades rurales. Pero tenemos claro que la vuelta a la tierra no es SOLO hacer “huertita”; el “sueño” de la “re – vuelta” al campo es un proceso social y ecológicamente complejo, que necesita URGENTE debate, ya que el cambio climático nos está marcando ritmos, cada día mas acelerados.

Prueba de lo dicho es lo sucedido hace unos días, sin olvidar que hace un año otro temporal causó enormes daños en el Gran Buenos Aires, las fotos con fecha , grafícan los destrozos en el Centro Demostrativo del Hospital italiano de San Justo.

Huerta y cambio climático

Estas catástrofes reiteradas,  nos deben hacer reflexionar sobre el origen de las mismas, las consecuencias sociales y nuestra reacción, al respecto como GRR escribimos en junio de 2003:

“Las inundaciones del año 2000, que mantuvieron y prácticamente aún mantienen bajo agua una importante porción de las más de cinco millones de hectáreas inicialmente afectadas por aquellas, tienen entre sus causas la implementación de un modelo agrícola que puede ser caracterizado como prácticamente “minero”, de expansión de la frontera agrícola cambiando el uso del suelo, de forestal nativo a monocultivo de soja con uso creciente de glifosato, afectando seriamente el equilibrio ambiental y destruyendo prácticamente la microfauna y microflora de los suelos.

Las estadísticas oficiales muestran que sobre poco más de 10 millones de hectáreas de cultivos transgénicos, se aplican anualmente alrededor de 100 millones de litros de glifosato y crecientes volúmenes de nitrógeno inorgánico, algo impensable en décadas pasadas, en las que el modelo agropecuario posibilitaba el reciclaje natural de nutrientes y la captación, por los cultivos de leguminosas, de nitrógeno de la atmósfera.

En efecto, en numerosos sitios se comprobó la desaparición de la bacteria aerobia del suelo, azotobacter, fijadora del nitrógeno atmosférico, observándose además claros signos de la interrupción de los ciclos biológicos. La conversión del suelo en sustrato inerte impide la retención del agua en los horizontes superiores y posibilita el aumento del caudal de las capas freáticas, contribuyendo, por lo tanto, a la inundación de áreas bajas.”

“ El país subsidia a países europeos la producción de carnes, al injustificable costo del despoblamiento del medio rural, degradación de los suelos aptos para la agricultura, mayores impactos negativos de las inundaciones, una creciente pobreza y hambre. Es decir, el sector fue especializado en el abastecimiento de insumos a los países productores de proteínas animales, lo que exigió la incorporación en el agro de paquetes tecnológicos de costos crecientes con fuertes impactos socioeconómicos y ambientales negativos. Las consecuencias de esta especialización es una creciente primarización de la economía, la ausencia de manufacturas agropecuarias, el sostenido debilitamiento de la vida rural, entre otras, a la par de un aumento sostenido de carencias alimentarias de la población”

Ver: Estado de Gracia en Construcción

ColrabanoMantener un calendario de actividades para la huerta, forma parte de nuestro intento de revitalizar la vida rural y asegurar la autosuficiencia  manteniendo la tierra viva . Este mes nos preocupamos por  mantener la tierra siempre cubierta , la mejor manera de asegurar la retención  y penetración del agua de lluvia en el lugar; con este fin proponemos la siembra de trigo en todo lugar que quede sin cultivar, en particular en bajos y lugares donde se sabe que el agua corre. Este trigo puede manejarse de variadas maneras, se puede dejar para cosechar, se puede cortar y dar como alimento a gallinas u otros animales de granja, si la tierra estuviera muy esquilmada, se puede cortar y dejar sobre el terreno a la manera de cobertura y bajo dicha cobertura  sembrar arveja, que cosecharemos o podremos incorporar ántes de las siembras estivales.

zanahoriaEl otoño es tiempo de sembrar zanahoria, remolacha, rabanito, colrábano – foto abajo –  es época de “volver a las raíces”.

Por tratarse de raíces, la tierra debe estar bien preparada, suelta , sin cascotes ni partes compactas;  la profundidad de labranza es crucial para que las zanahorias desarrollen normalmente, las raíces divididas, retorcidas o aplastadas, son el resultado de una tierra mal acondicionada, estas desagradables sorpresas desalientan a los horticultores y abandonan el desafío de obtener buenas zanahorias.

rabanitosLo mismo ocurre cuando se cosechan zanahorias “peludas”,  si bien los pelos no hacen a su calidad culinaria, pueden evitarse sembrando en tierra de fertilidad media, el exceso de materia orgánica suele dar raíces como las de la foto.

Los rabanitos, con frecuencia no desarrollan y aparecen como “lombrices “ fuera de la tierra, esto se puede deber a siembras muy densas, como también a tierras compactas .

Reitramos, vale la pena volver a las raíces, suerte!!!

2 comentarios

  1. Marina

    Estimado Adolfo Boy: excelente artículo. Me siento totalmente identificada con lo expresado. Desde mi pequeño lugar, intento poner en práctica algunos cambios y concientizar a los que me rodean, sobre la necesidad de volver a la tierra, a la naturaleza. No es tarea fácil en los tiempos que corren. He notado que muchos van de a poco tomando conciencia de lo urgente de un cambio, pero queda mucho camino por recorrer.
    Le agradezco la generosidad de compartir sus conocimientos,usted es un gran maestro.

    20 abril, 2013 a las 14:25 · Responder
  2. Adolfo Boy

    Gracias Marina, por este medio o el que creas conveniente siempre espero comentarios, sugerencia , experiencias nuevas
    Afectuosamente
    Adolfo

    29 abril, 2013 a las 6:51 · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *