Grupo de Reflexión Rural Facebook GRR Defensa de Monte y Selva Paren plantaciones forestales
Contacto
domingo 19 de noviembre de 2017
Publicado por

Animales

· 2 abril de 2012

Invertir en gallinas para hacer frente a la crisis

Un entrañable amigo francés, me hace llegar la noticia que apareció en Le Figaro, el 30 de marzo del corriente año “Investir dans une poule pour contrer la crise”. http://www.lefigaro.fr

Parece que la aplicación de las normas europeas sobre las jaulas para gallinas ponedoras han traído temor a la escasez y el precio de los huevos se ha disparado, como consecuencia el cronista sugiere invertir en gallinas para contrarrestar la crisis. La tendencia parece haber venido de América del Norte y se experimenta en Francia de hace ya unos años. Truffaut un especialista dice haber vendido casi 20.000 gallinas y pollitos el año pasado, lo que significó una duplicación de las ventas de cada año desde 2009.

Cada animal cuesta entre 10 y 15 euros, y aseguran que puede poner hasta 280 huevos frescos por año.

Cuando recibo la noticia, googleo y encuentro que también se está promocionando la cría casera de gallinas para reducir los desechos domiciliarios ”Des poules pour réduire les déchets” http://www.lefigaro.fr

Pero las sorpresas continúan, ya que hace tiempo que hay municipios en Estados Unidos, Canadá que luchan para cambiar ordenanzas restrictivas a la cría casera de gallinas (¿creo que Merlo (Buenos Aires) tiene este tipo de restricciones!!!?) se puede leer un completo informe sobre “Las gallinas de traspatio” en la ciudad de Kingston, Canadá http://uakingston.webs.com/MIR 896

En el sitio web se afirma: “Estamos firmemente comprometidos con el objetivo de hacer más sostenible la ciudad de Kingston en Canadá.” Si nuestra comunidad está verdaderamente dedicada a la idea de la sostenibilidad del medio ambiente, entonces ha llegado el momento que el concejo municipal autorice a que los ciudadanos mantengan un número pequeño de gallinas de traspatio con el propósito de consumo hogareño de huevos”.

“Muchas de las principales ciudades norteamericanas, incluyendo Vancouver, Victoria, Nueva York, Seattle, Chicago y Los Ángeles, junto con las comunidades de Ontario, tales como las Cataratas del Niágara, Brampton y Guelph, permiten la cría a pequeña escala de las gallinas”.

Luego de la guerra se hizo mucha campaña para la producción hogareña de alimentos, los Huertos de la Victoria, fueron famosos en EEUU. Con los años, todo se olvidó y, como ocurre entre nosotros, “los gallos no dejan descansar a los vecinos” y aparecieron las restricciones.

En el caso de Kingston se afirma que “Las ferias semanales de agricultores,  en el centro de Kingston, desde entonces han experimentado un gran avivamiento, la gente está más aficionada a la huerta, y las comunidades en todo Canadá están cambiando décadas de antigüedad, con leyes que prohíben la cría de gallinas”.

Las gallinas han existido en las ciudades desde siempre y seguirán prosperando en las comunidades de todo el mundo hasta nuestros días. Según el informe “Los beneficios de la crianza de ellos incluyen:

  • Fresca, sana y deliciosa producción propia de huevos, libres de pesticidas y antibióticos;
  • Reducción de los residuos sólidos urbanos, ya que las gallinas consumen las sobras de comida y otros residuos orgánicos;
  • Reducción de las poblaciones de plagas domésticas, las gallinas consumen las malas hierbas y los insectos;
  • Oportunidades para enseñar a los niños sobre las fuentes de alimentos y el cuidado responsable de animales.

Desde el punto de vista del ruido, las gallinas son animales tranquilos y dóciles, sin duda, mucho más silencioso que los perros que muchos de nosotros tenemos en nuestros barrios. (Gallos por otraparte son mucho más fuertes, pero no son necesarios para las gallinas ponedoras , y no pertenecen en las ciudades.)

En cuanto a la contaminación de los animales, las gallinas son más higiénicas que la mayoría de los animales domésticos. A diferencia de las deposiciones del perro y del gato, los excrementos de gallina se puede transformar en fertilizante que tiene un alto contenido de nitrógeno – eliminando la necesidad de fertilizantes comerciales costosos y potencialmente nocivos. Cuatro gallinas podría pesar nueve kilogramos, en comparación con 30 kilogramos de un Labrador Retriever, de modo que los residuos que producen las gallinas se maneja fácilmente.

Las preocupaciones de salud sobre la propagación de enfermedades animales como la gripe aviar son también en gran parte infundadas. En pequeñas cantidades, las gallinas son animales limpios, poco probable que genere la enfermedad. Unas gallinas con una buena casa y un poco de espacio en el patio se puede esperar que vivan felices, saludables y productivas”.

En el mismo trabajo se recomiendan los siguientes sitios:

www.bitsandbytes.ca/recursos/Balking_at_Bocking.doc

www.backyardchickens.com

www.urbanchicken.net

www.facebook.com/urban.chickens

www.tarazod.com/filmsmadchicks.html

www.madcitychickens.com

La BBC ya en abril 2010 comentó que la ciudad de Mouscron en Bélgica ofrecía gallinas como parte de una campaña para reducir los residuos domiciliarios, “quienes toman parte en el esquema se comprometen a no comer las gallinas por lo menos durante dos años.Las autoridades locales están haciendo hincapié en que los solicitantes pueden obtener un suministro de huevos sanos y frescos”.

“El departamento de medio ambiente, del ayuntamiento, se basa en el éxito de una distribución previa de los pollos,  funcionarios dijeron a La Dernière Heure de Bélgica”. http://news.bbc.co.uk/2/hi/europe/8539877.stm

También en Bélgica, se publicó el 25 de mayo 2011 un comentario con las fotos que siguen de un gallinero doméstico, hecho en casa, con materiales reciclados. http://hortophile.wordpress.com/2011/05/25/egg-farming/

1 comentario

  1. Esther Edith

    Yo tengo gallinas desde hace dos años…también le hice una hermosa “casita”, las tenia en el patio de mi casa, comence con 12, ahora tengo mas, pero en el campo y vamos a llegar a 1000 gallinas porque le arme un trabajo a mi hijo. Lo que dice el articulo es verdad, no molestan, el mantenimiento es bajo y se colabora con el medio ambiente y ni hablar de los huevitos caseros….una delicia!!!! saludos desde el Chaco, Argentina.

    5 abril, 2012 a las 22:36 · Responder

Dejá tu comentario

Tu email no será publicado. Campos requeridos *